Repelente de mosquitos podría proteger contra COVID-19

0

Se trata de un repelente de mosquitos de origen natural que se proveyó al cuerpo militar de soldados británicos

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- La búsqueda para combatir el coronavirus está a contrarreloj. Las vacunas que ya se están probando en diferentes países son algunas de las esperanzas para frenar este virus. Sin embargo, aseguraron que hay un repelente de mosquitos que podría brindar protección.

El Cirujano General del Ministerio de Defensa encargó en abril pasado al Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa (DSTL) que examinara la actividad antiviral del aerosol Mosi-guard Natural® contra el virus SARS-CoV-2.

Se trata de un repelente de mosquitos de origen natural que se proveyó al cuerpo militar de soldados británicos en el pasado y que, según los estudios preliminares, sería eficaz para brindar protección contra la COVID-19, según fuentes del área de defensa.

Más allá de lo auspicioso del descubrimiento, no se ha precisado el efecto superador que tendría la aplicación del insecticida frente a las prevenciones que ya se tienen como el lavado de manos frecuente, el uso de alcohol en gel y los elementos de protección como barbijos y máscaras.

El Ministerio de Defensa publicó un documento de ocho páginas del DSTL de Porton Down, entidad responsable de realizar los testeos, que, inicialmente probó la eficacia de Mosi-guard, un aerosol a base de Citriodiol, en plástico y piel artificial.

Jeremy Quin, ministro de defensa subalterno, declaró públicamente que la investigación detectó que los aerosoles que contienen citriodiol “pueden matar el virus”.

Sin embargo, el DSTL fue más cauteloso. Indicó que había “cierta pérdida de virus recuperable” en la piel de látex sintético sesenta minutos después de haber sido rociada con el insecticida. Sin embargo, restos de virus pudieron ser detectados aún cuatro horas después en las mismas superficies. No se pudo determinar aún si dichos excedentes componen un riesgo suficiente como para constituir transmisibilidad.

Los aerosoles de citriodiol se pusieron a disposición del ejército en las primeras fases de la crisis por COVID-19 porque se sabía que mataban a otras cepas de coronavirus como el SARS.

El secretario de Defensa, Ben Wallace, declaró oportunamente que ante ese antecedente y considerando que no harían daño, podrían representar una forma extra de protección. No se han brindado datos respecto del uso real que las tropas dieron al producto desde abril pasado, momento en que les fue brindado el insecticida.

Con información de Infobae

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here