Acepta Papa que escándalos de abusos han alejado a los católicos

0

Francisco visita Estonia, el país más ateo del mundo, que ha recuperado vigor gracias a una revolución digital sin precedentes

El País 

TALLIN, Estonia.- El jefe de la Iglesia con más fieles del planeta ha aterrizado en el país del mundo donde menos gente cree en Dios.

El trabajo pastoral y la labor evangelizadora son cada vez más duros. En Estonia (1.300.000 habitantes) sólo el 14 por ciento de la población se considera religiosa y el catolicismo está a la cola de las creencias que se profesan (0,5 por ciento).

Hace 30 años, el país contaba sólo con 6 fieles y ningún representante eclesial. Algo ha cambiado, pero el público que iba a tener hoy Francisco no era fácil. Así que, sin tratar de maquillar la enorme distancia, se dirigió directamente a los jóvenes en un encuentro ecuménico.

“Sabemos que no nos consideran interlocutores significativos para su existencia. Algunos incluso, piden que los dejemos en paz, sienten la presencia de la Iglesia como algo molesto y hasta irritante.

“Les indignan los escándalos económicos y sexuales ante los que no ven una firme condena, el no saber interpretar adecuadamente la vida y la sensibilidad de los jóvenes por falta de preparación, o simplemente el rol pasivo que les asignamos”, ha admitido sin tapujos en la última etapa de su viaje por los países bálticos.

Estonia, el Estado más septentrional que jamás había visitado Jorge Mario Bergoglio, es un terreno árido para la Iglesia católica. Con la caída de la Unión Soviética se movieron algunas cosas en el terreno religioso y el Vaticano nombró al obispo francés Philippe Jourdan, que había llegado en 1996, como administrador apostólico de un lugar que carece, incluso, de diócesis. Pero se pusieron en marcha otras revoluciones inmateriales, aunque muy alejadas de la espiritualidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here