Urgen rastro en Navolato ante sacrificios clandestinos

0
Fotografía: La Prensa

Un rastro óptimo elevaría el sacrificio de reses y cerdos, se expendería una carne totalmente orgánica y más barata para la región

Jorge Quevedo

NUEVO COSALÁ, Sin.- En el municipio existe la urgente necesidad de un rastro ganadero que opere en condiciones óptimas para atender a los más de 500 ganaderos de la región.

Así lo expresó Alfredo Montes Salas, expresidente de la Unión Ganadera local e impulsor de la iniciativa de un nuevo inmueble en el municipio.

Señaló que ante la carencia de un lugar idóneo en el municipio, la recurrencia del sacrificio en el clandestinaje y sin la supervisión de las autoridades sanitarias es recurrente.

Indicó que dentro de los mayores riesgos que se pudieran presentar es la distribución de una carne contaminada que termine en las manos de los consumidores y desencadene un problema de salud público mayúsculo.

Es por ello, precisó, la atención oportuna a esta situación que además de dar atención óptima y confiable al productor, da seguridad a los consumidores de que la carne que se llevan a casa es saludable y no esté contaminada con brucelosis o tuberculosis.

Precisó que la carne que se produce en la región es distribuida en establecimientos locales, casi siempre con un costo muy menor que el vendido en supermercados o establecimientos similares.

Montes Salas consideró que las autoridades de Salud no han tomado en cuenta el problema ante la inanición después del cierre de los rastros de  Villa Ángel Flores “La Palma” en 2012 y el de Villa Juárez en 2016 debido a que no reunían los requisitos mínimos para operar como no contar con mesas de material inoxidable para el sacrificio de las reses y puercos, entre otras cuestiones técnicas.

El líder ganadero por más de dos décadas refirió que ya hubo una primera reunión con el municipio a principios de este año para que dispusiera de un terreno de 1.5 hectáreas en la propiedad de la Asociación Ganadera de Navolato y evitar la posible renta del inmueble donde se opera actualmente bajo condiciones poco óptimas.

Dijo que a más de cuatro meses de esa reunión, siguen en espera de las respuesta del Ayuntamiento y de las autoridades sanitarias del estado.

El operar un rastro en condiciones idóneas permitiría a los más de 500 ganaderos de la zona en elevar el número de reses y cerdos en sacrificio, lo que traería mayores ingresos para sus familias, se expendería una carne totalmente orgánica, más barata y además elevaría el estatus ganadero de Navolato.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here