Ahí vienen más apagones

0

Las propias autoridades incriminan a la CFE, que por ley es la única responsable de la red eléctrica

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- El estado de la red eléctrica, la infraestructura que permite llevarle “luz” a todo el país, está empeorando rápidamente.

De 2020 a 2021, el número de declaratorias de estados operativos de emergencia creció en 70.6%, pasando de 51 a 87. El número de declaratorias de estado operativo de alerta creció de 1,808 a 2,097, informó el diario capitalino El Economista.

Las propias autoridades incriminan a la CFE, que por ley es la única responsable de la red eléctrica. En su Programa de Ampliación y Modernización de la RNT y la RGD 2022-2036, el Centro Nacional de Control de Energía reconoce que el 83.9% de las emergencias ocurren por fallas en la infraestructura de la red nacional de transmisión.

En su edición de este lunes advierte que el 72.2% de las alertas son por falta de infraestructura en la misma red.

Por eso, “la entrada en operación de los proyectos propuestos por el Cenace en los PARMNT, documentado en los Prodesen e instruidos por la Sener a CFE Transmisión y a CFE Distribución atienden las situaciones reportadas.”

Dice “atienden”. Pero debería decir “atenderían”. La realidad es que la red nacional de transmisión, cada vez más congestionada, prácticamente no ha crecido bajo en este sexenio, insistió el medio.

El año pasado, el total de líneas de transmisión de 400 kiloVolts (kV) creció en 1 kilómetro. Las de 230 kV crecieron en 1 kilómetro.

Las de 161 kV crecieron en 2. Ya redondeando para arriba, ese crecimiento total representa una tasa de crecimiento anual de 0.01%. Esto es un problema: la demanda eléctrica creció 430 veces más rápido.

El diagnóstico operativo 2021 del Cenace, citado por El Economista, está plagado de ejemplos de necesidades inmediatas de ampliación o modernización de la red en prácticamente cada una de las 10 regiones en las que tiene dividido al país.

Un ejemplo: “en el PAMRNT 2021-2035, se identificó el requerimiento para la repotenciación de los dos circuitos en 400kV Teotihuacán-Texcoco con fecha necesaria para abril de 2021”.

Pero resulta que va tantito retrasado. “(S)u puesta en servicio será factible para diciembre de 2025.” Otro: “este proyecto (la recalibración de la línea de transmisión Tulancingo) fue instruido para su construcción en 2017 por la Sener a CFE Transmisión, y no se tiene reporte de avance”.

Muchos otros proyectos en otras regiones, necesarios desde ya, no reportan “fecha factible” (de acuerdo con los datos aportados por CFE Transmisión) hasta 2024.

Otros tantos ni siquiera se comprometen a dar una fecha factible. El resultado de estas demoras es crítico; son congestiones, intermitencias y desconexión de cargas (apagones) que ya afectan a regiones enteras.

Por culpa de la inacción de la CFE, la única empresa que constitucionalmente podría hacer algo al respecto, sólo van a empeorar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here