JAC E10X, el auto eléctrico más barato de México

0

Por menos de medio millón de pesos

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- La categoría de los autos eléctricos en México ha crecido en los últimos años… aunque en su mayoría en la gama de los modelos premium.

JAC es de las pocas marcas que se ha atrevido a vender coches eléctricos en nuestro país fuera de la categoría de lujo o de vehículos comerciales, y el JAC E10X es justamente su propuesta más accesible: el auto eléctrico más barato de México, por menos de medio millón de pesos.

No es la primera vez que JAC entra a la categoría de los vehículos eléctricos en México con un auto urbano. Hace un par de años lanzó el E Sei 1, que por medio millón de pesos fue el EV (electric vehicle) más barato de México en su momento, aunque la propuesta final quizá no estaba tan equilibrada.

Hoy el E10X nos demuestra que JAC puede hacer mejor las cosas, y nos trae una opción más interesante, más completa y —sorpresivamente— más barata.

Desde su diseño nos damos cuenta de que estamos ante un auto más fresco. Sus líneas adoptan algunos de los rasgos de la nueva generación de modelos de JAC.

El frente tiene todo el carácter de un auto urbano y el estilo de un EV al no contar con rejillas de ventilación (porque no las necesita). Vamos a encontrar trazos cuadrados, techo en contraste y una paleta de colores compuesta por un verde fosforescente, rojo, azul y plateado.

 

Una cabina fresca y llena de color

Lo que encontramos a bordo del JAC E10X es una grata sorpresa. Si te llegaste a subir a un E Sei 1 —su predecesor— recordarás que sus interiores dejaban que desear.

En el E10X no encontraremos una cabina espectacular; es posible incluso que la calidad de los materiales sea la misma, pero la manera en la que se presenta es abismalmente mejor. Ya no tiene esa sensación de monotonía ni de diseño plano.

El interior del auto eléctrico más barato de México tiene detalles atractivos como piezas en contraste y algunos detalles al color de la carrocería, tanto en tablero como en consola central. Su diseño es bastante limpio; reemplaza la palanca de velocidades por un selector de marcha al estilo de Mercedes-Benz, ubicado en donde la mayoría de los autos tienen la palanca del limpiaparabrisas.

 

A bordo encontraremos una pantalla de 10.25″, muchos espacios para colocar objetos personales y, frente al conductor, una pequeña pantalla de 6″ a color para información de la computadora de viaje y del velocímetro. Ya no se siente como un auto barato. Eso sí, algunos ajustes entre piezas aún tienen margen de mejora.

Ahora bien, en cuanto a equipamiento, primero hay que especificar que el E10X no es un auto barato en comparación con otros hatchbacks urbanos —a gasolina— como Ignis, Grand i10 o Kwid. Sí, cuesta 100,000 pesos más, pero no sólo estás pagando la tecnología de propulsión eléctrica. El E10X tiene elementos de equipamiento poco habituales entre autos urbanos, como cuadro de instrumentos digital, freno de estacionamiento eléctrico, llave inteligente, cámara de reversa, faros de LED, control de velocidad crucero y sensor de estacionamiento trasero.

En general el equipamiento es muy completo, aunque hay una ausencia muy importante: no es compatible con Android Auto ni con Apple CarPlay. La interfaz de infotenimiento cumple en cuanto a resolución y rapidez, pero no se puede vincular de manera directa con el teléfono, sólo a través de la clásica conexión Bluetooth. Otro aspecto que me llamó la atención es que el control de la climatización depende por completo de la pantalla; no hay perillas ni botones para hacerlo directamente desde el tablero.

Quizá el aspecto que más me hace ruido dentro de la configuración del JAC E10X para nuestro país es la seguridad. Ya cuenta con control electrónico de estabilidad —y se agradece mucho— pero únicamente ofrece bolsas de aire frontales. En un auto de más de 400,000 pesos hubiera sido interesante encontrar —al menos— otro par de airbags.

Con información de Motor Pasion

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here