Asesinan a sacerdote tras celebrar Misa de Nochebuena

0

Regresaba a casa luego de celebrar la Misa de Gallo de Nochebuena

Redacción

CIUDAD DEL VATICANO.- El sacerdote de la diócesis de Abeokuta (Nigeria), P. Luke Adeleke, de 38 años, fue asesinado la noche del 24 de diciembre, víspera de Navidad, cuando regresaba a casa luego de celebrar la Misa de Gallo de Nochebuena.

Según indicó Fides, el P. Adeleke, que fue ordenado sacerdote el 19 de agosto de 2017, fue alcanzado por una bala de un tiroteo cercano originado por una banda de hombres armados en la localidad de Ogunmakin Obafemi Owode, una zona peligrosa.

La portavoz del Comando de la Policía Estatal, Abimbola Oyeyemi, confirmó la muerte del sacerdote y remarcó que el incidente ocurrió en Ogunmakin, donde el sacerdote había celebrado Misa.

“Los policías dispararon contra los hombres armados. Algunos de ellos escaparon con heridas de bala”, agregó.

La muerte del P. Adeleke es la última de una serie de ataques que parecen tener como blanco a clérigos y cristianos en la nación de África Occidental, en donde se produce una ola de inseguridad desde el año 2009, cuando inició la insurgencia del grupo terrorista Boko Haram para convertir a Nigeria en un Estado Islámico.

El lunes 6 de diciembre, el P. Joseph Ajayi, sacerdote de 49 años de la diócesis católica de Ondo, fue secuestrado a lo largo de la carretera Akure-Ikere. La comunidad local llamó a orar por su liberación.

El 13 de octubre, el sacerdote católico Mark Chimezie Godfrey fue secuestrado en la Diócesis de Umuahia (Nigeria) durante la mañana, después de celebrar la Misa en la Parroquia de San Gabriel, muy cerca de su casa.

Luego de 10 días, el P. Godfrey fue liberado sin rastros de haber sido violentado. El Obispo de Umuahia, Mons. Lucius Iwejáru Ugorji, afirmó que el regreso seguro del sacerdote fue la respuesta de Dios a “nuestras oraciones”.

El 11 de octubre, un grupo de hombres armados atacó el Seminario Mayor Cristo Rey de la Diócesis Católica de Kafanchan y secuestró a tres seminaristas, que dos días después fueron liberados.

En diciembre de 2020, el Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Owerri, Mons. Moses Chikwe, fue secuestrado y también liberado ileso.

El 7 de octubre, líderes cristianos de varias denominaciones en la parte sureste de Nigeria expresaron su preocupación por el aumento de la inseguridad y la violencia en la región, y sostuvieron que parte de Nigeria estaba cayendo en la anarquía.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here