El Papa Francisco cambia la oración del Padre Nuestro

0

Es una modificación que el Papa ha estado impulsando desde 2017, cuando dijo que Mateo 6: 13 es una mala traducción

Redacción

ROMA, Italia.- Según christianpost.com, “el Papa Francisco ha aprobado oficialmente un cambio a la oración del Señor en Mateo 6: 13 que reemplaza ‘no nos dejes caer en tentación’ por ‘no caigamos en tentación’”.

Es una modificación que el Papa ha estado impulsando desde 2017, cuando dijo que Mateo 6: 13 es una mala traducción porque describe a un Dios que dirige a su pueblo a la tentación. “El que induce a la tentación es Satanás”, dijo el Papa en 2017.

La oración del Señor en Mateo 6, según la versión estándar y revisada (edición católica) de la Biblia, dice así:

“Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No nos dejes caer en tentación, sino líbranos del mal”.

El Papa Francisco cambia la oración del Señor para los católicos de la siguiente manera (cambios en negrita):

“Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. No caigamos en tentación, sino líbranos del mal”.

José Smith hizo un cambio similar. Él, al igual que el Papa, también modificó “no nos metas en tentación”. Él, como el Papa, también afirmó que el Señor no “nos guía hacia la tentación”. Su traducción de la versión del Rey Santiago dice así (cambios en negrita):

“Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. Danos hoy el pan nuestro de cada día. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal”.

La redacción entre las dos versiones modificadas no es exacta, pero sí el significado. Satanás es el ser que conduce a las personas a la tentación, no Dios.

José Smith corrigió varias escrituras similares. Por ejemplo, en todo Éxodo se dice que el Señor “endurece el corazón de Faraón”. José Smith también ajustó el lenguaje ahí para reflejar a un Dios que no endurece los corazones. Corrigió el mismo sentimiento en  Éxodo 4:21; 7: 3 y 13; 9:12; 10: 1, 20 y 27; 11:10; 14: 4, 8 y 17. Me pregunto si, en el futuro, podremos esperar cambios similares de nuestros amigos católicos.

Con información de Masfe

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here