las ratas recuerdan quiénes son buenos con ellas, y devuelven el favor

0

Si bien las ratas cooperan y se ayudan mutuamente; no se pensaba que fuera un comportamiento común que las ratas brindaran recompensa a otras por una ganancia no inmediata

Redacción

NUEVA YORK, EU.- Las ratas pueden recordar actos de amabilidad de otras ratas, y tratarlas en consecuencia, según revela un estudio.

En los experimentos, las ratas noruegas fueron más serviciales con aquellos individuos que los habían ayudado previamente. Tal vez para experimentar y asegurar su asistencia otra vez, sugieren los científicos.

Si bien las ratas cooperan y se ayudan mutuamente; no se pensaba que fuera un comportamiento común que las ratas brindaran recompensa a otras por una ganancia no inmediata.

El estudio, publicado el 24 de febrero de 2015 en la revista Biology Letters, sugiere lo contrario.

En realidad, una rata que recompensa a un compañero por su ayuda, en un acto llamado reciprocidad directa, es el primer acto entre seres no humanos, dijo el coautor del estudio Michael Taborsky, un ecólogo del comportamiento de la Universidad de Berna en Suiza.

 

BANANAS, POR FAVOR

El estudio se basó en las preferencias de las ratas hembras noruegas cautivas por dos tipos de alimentos: las bananas y las zanahorias. Para este tipo de ratas salvajes, las bananas son sus favoritas; mientras que las zanahorias, no tanto.

En el experimento, cada par de ratas ayudantes podría entregar uno de estos pequeños pedazos de comida a una rata en otro recinto tirando de un palo.

Finalmente, la rata receptora reconocería a cada ayudante como uno de alta calidad (si entregaba bananas) o como un ayudante de baja calidad (si entregaba zanahorias).

Luego, los científicos cambiaron las ratas de lugar, de modo que las ratas en el extremo receptor ahora podían tirar de un palo que entregaría copos de cereales a un determinado ayudante.

Las ratas que habían dado bananas generalmente recibían cereal más rápido y con más frecuencia que los que daban zanahorias. En la misma línea, las ratas que habían dado zanahorias obtuvieron cereales con menos frecuencia que las que daban bananas.

 

¿RATAS INTELIGENTES?

¿Pero están realmente las ratas dando una recompensa a sus ayudantes por su generosidad?

El investigador Taborsky cree que sí, y agrega que las ratas están haciendo una asociación simple.

“Hay dos elementos involucrados: reconocer a un individuo y responder a la calidad del servicio”, dice Taborsky.

El último, dice, es evidente por el comportamiento conocido previamente: las ratas acuden a buenos lugares de alimentación, por ejemplo. Y el reconocimiento, señala, está ampliamente documentado en muchas especies, incluidas las ratas.

Dado que las ratas noruegas intercambian favores, el deseo de recompensar a los demás, y quizás para asegurar más intercambios en el futuro, “podría no ser tan complejo como pensamos”, dice Taborsky.

Una explicación aún más directa es que las ratas simplemente “asocian al [ayudante] con el alimento preferido”, dijo en un correo electrónico Thomas Zentall, un experto en comportamiento animal de la Universidad de Kentucky en Lexington.

Es decir, la rata asocia a las bananas con la presencia del proveedor de los mismos, y piensa que tirar del palo cuando el donante del plátano está presente puede hacer traer dicho alimento.

Pero Taborsky argumenta que este no es el caso, ya que se sabe que las ratas pueden decir que están entregando comida a otra rata, no a ellas mismas.

En su opinión, las ratas utilizan claramente la calidad del servicio que reciben para determinar cuánto devuelven.

Con información de National Geographic

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here